SF PLAZA: 976 355 253 | SF VALDESPARTERA: 876 280 084

Desde que nacen, los niños comienzan un continúo aprendizaje a través de la interacción con el mundo que les rodea, y aprenden de este modo desde la comunicación y el lenguaje, hasta la forma de comportamiento social y de entendimiento de cosas cotidianas y básicas.
El aprendizaje a través de la investigación y de la interacción con el entorno es el método por el que los niños van construyendo sus propios conocimientos apoyándose en otros adquiridos anteriormente. Van conociendo el mundo que les rodea y asimilando poco a poco toda la información que les llega, a través de la manipulación, la experimentación, la observación, la investigación, la imitación y la interacción.
Dada la situación actual de confinamiento causada por el ya bien conocido “COVID- 19”, y puesto que los pequeños no pueden ir al cole, he realizado una recopilación de experimentos caseros que podemos realizar con cosas que la mayoría de nosotros tenemos en casa, para ayudar nuestros hijos a comprender ciertas cosas a través de la experimentación, observación e investigación.

Os recomiendo que antes y después de realizar el experimento les realicéis una serie de preguntas a los niños para promover el pensamiento reflexivo y crítico.

Algunas de esas preguntas pueden ser las siguientes:
¿Qué crees que va a ocurrir? ¿Por qué?
¿Por qué crees que ha ocurrido eso?
O cualquier otra pregunta que les invite a reflexionar.

Os dejo a continuación los experimentos, espero que os gusten, que os mantengan entretenidos un rato y ayuden a los niños con su aprendizaje.
¡Ánimo!

#yomequedoencasa #juntosloparamos

EXPERIMENTOS CASEROS PARA NIÑOS:

1. Tinta invisible:
Con este “experimento” podemos realizar numerosos juegos, yimkanas o acertijos, escondiendo mensajes secretos, pistas ocultas en trozo de papel.

Materiales:

  • Pincel o bastoncillo de algodón
  • Papel blanco (folio)
  • Limón
  • Agua

Pasos:
1. Exprime el zumo de un limón y añade una cucharada de agua.
2. Mezcla y, con la ayuda de un bastoncillo o pincel, escribe tu mensaje en el
papel.
3. Deja secar
4. Pon una vela debajo(sin poner el papel demasiado cerca) y podrás leer el mensaje

Explicación para niños:
El zumo de limón se oxida y se pone de color marrón cuando se calienta, por eso puedes leer el mensaje. Además de limón puedes usar zumo de naranja, miel diluida en agua, leche y vinagre.

2. Huevo en agua salada:

Materiales:

  • 6 cucharadas de sal
  • 2 vasos
  • 1 cuchara grande
  • Agua del grifo
  • 2 huevos

Pasos:
1) Llena dos vasos con agua
2) Añade alrededor de 6 cucharadas de sal en un recipiente y mezcla bien con una
cuchara hasta que la sal se haya disuelto completamente en el agua.
3) Coloca un huevo en cada recipiente y observa cuál de los huevos flota y cuál se
hunde

Explicación para niños:
¿Qué hace que el huevo flote en el agua salada? La respuesta a este fenómeno radica en la densidad, la cual se refiere a la cantidad de materia contenida en un espacio o volumen determinado. Como pudiste observar, el huevo en agua salada flotó y el que estaba en agua del grifo no lo hizo. Debido a que el agua salada es más densa que el agua del grifo, pues además de hidrógeno y oxígeno también contiene las moléculas de la sal (sodio y cloro), el huevo no se hunde.
En pocas palabras, cuanto más denso sea el líquido, más fácil será flotar en él.

3. Frutas conductoras de electricidad:

Materiales:

  • Frutas cítricas: limones, limas, naranjas…
  • Clavo o moneda de cobre
  • Bombilla de luz pequeña
  • Clavo o tornillo
  • Cinta aislante

Pasos:
1) Coger la fruta cítrica que quieras y apretarla por todos lados con las manos sin romper la piel. Tu objetivo es suavizar la fruta cítrica lo suficiente para poder extraer su jugo.
2) Perforar la fruta cítrica. Inserta los clavos en la fruta, con aproximadamente 5cm de distancia uno del otro, de tal manera que los dos clavos finalicen en el centro de la fruta sin tocarse. Ten cuidado al clavar los clavos. Ve despacio, asegurándote de no atravesar la fruta completamente
3) Toma la bombilla y sácale el aislamiento de plástico para exponer el cable de la parte inferior. Envuelve los cables expuestos alrededor de la cabeza de los 2 clavos. Utiliza la cinta aislante para fijar cada extremo del cable a los clavos.
4) Con los cables de la bombilla bien sujetos tanto al clavo de cobre como al clavo galvanizado ¡tu bombilla de se encenderá!

Explicación para niños:
El jugo de la fruta contiene electrolitos y cuanto más ácido es, mejor es para la conducción de electricidad. Por esta razón, la pila de fruta funcionó. Cuando insertaste el clavo galvanizado o de zinc en la fruta, los iones con carga negativa o electrones comenzaron a pasar de la fruta al clavo de zinc, dejando así los protones en la fruta. Esta transferencia de electrones genera electricidad en cuanto conectas los cables al clavo. ¡Así se enciende la bombilla!

4. Estalactitas o cristales de una cueva:

Materiales:

  • 2 vasos de agua caliente
  • 6 cucharadas de bicarbonato
  • 1 trozo de hilo de lana
  • Un plato
  • Colorante alimentario
  • 2 clips sujetapapeles

Pasos:
1) Llena los dos vasos con agua del grifo muy caliente. Luego, agrega varias cucharadas de bicarbonato de sodio a cada vaso y revuelve con la cuchara. Continúa agregando bicarbonato de sodio hasta que no se disuelva más (la mezcla esté sobresaturada) y haya una capa de bicarbonato de sodio en el fondo del vaso. Si lo deseas, puedes adicionar unas 5 gotas de colorante alimentario en cada vaso. Ubica los vasos dentro del recipiente rectangular o sobre el papel de cocina.
2) Crea un puente en forma de U entre los dos vasos. Para hacerlo, utilizaremos un pedazo de hilo de lana. Anuda cada extremo del hilo de lana a un sujetapapel. Coloca los extremos en cada vaso dejando que la cuerda cuelgue en forma de U entre ellos, pero sin tocar el recipiente o papel de cocina. Observa la cuerda durante los próximos días para ver los cristales formarse a lo largo de la cuerda.

Explicación para niños:
Como habrás podido observar, la lana absorbió la mezcla y al evaporarse el agua, todo lo que queda son los cristales de bicarbonato de sodio. Los cristales colgantes se forman cuando la mezcla comienza a gotear desde la lana y evaporarse.
Este experimento es una demostración de lo que hace el agua al gotear en las cuevas. En la naturaleza, las estalactitas son formaciones en el techo de las cuevas creadas por el agua que cae y deposita minerales. Las estalagmitas, por otro lado, se forman en el suelo de las cuevas debajo del agua que gotea, donde los minerales comienzan a acumularse.
Mientras que las formaciones de cristal de bicarbonato crecen con bastante rapidez y están formadas por pequeños cristales, puede tomar miles de años para que se formen cristales en las cuevas naturales. Aunque no lo creas, algunas cuevas contienen cristales individuales de más de 35 pies de largo. ¡Imagina la cantidad de tiempo que tomaron en formarse!

5. La flecha mágica:

Materiales:

  • Un vaso
  • Agua
  • Un papel con una flecha dibujada

Pasos:
1) Dibuja una flecha horizontal en el papel y llena tu vaso con agua.
2) Sin perder de vista al vaso con agua, sujeta el papel detrás de este y muévelo
lentamente hacia atrás. Observa lo que sucede con la flecha a medida que mueves el papel. Notarás que, al alcanzar cierta distancia, la flecha parece apuntar en la dirección contraria, ¡como por arte de magia!
3) Vuelve a realizar los mismos pasos, pero sin agua. Observarás que no se produce un cambio en la dirección en que apunta la flecha

Explicación para niños:
Aunque el resultado de este experimento parezca mágico, su fundamentación se encuentra en la ciencia y no en la magia. Resulta que, cuando la luz pasa de un material a otro puede doblarse o refractarse. En este experimento, la luz viajó desde el aire, atravesando el vidrio, luego el agua y la parte posterior del vidrio. Finalmente, la luz regresó por el aire, antes de alcanzar la flecha.
¿Sabías que los lentes de los anteojos funcionan gracias a la refracción? Los lentes de los anteojos son piezas de vidrio que doblan los rayos de la luz lo suficiente para enfocar las imágenes, y permitir a las personas que lo necesitan, ver correctamente.

6. Huevo saltarín:

Materiales:

  • Huevo crudo
  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 recipiente

Pasos:
1) Toma un huevo crudo, colócalo en un recipiente y vierte vinagre blanco hasta que esté totalmente cubierto.
2) Cierra el recipiente y ubícalo en un lugar lejos de la luz directa del sol.
3) Observa el huevo por 3 días.
4) Cuando el huevo esté translúcido (puedes ver a través de él), enjuágalo con agua
del grifo frotando suavemente la parte exterior del huevo para remover la membrana blanca y sécalo.

Explicación para niños:
Cuando colocaste el huevo en el recipiente con vinagre, probablemente notaste pequeñas burbujas que con el pasar del tiempo crecieron de tamaño hasta llegar a la superficie del vinagre blanco. Luego, la cáscara del huevo comenzó a descomponerse hasta casi desaparecer por completo. Al sacarlo del recipiente, el huevo se siente como si fuera de plástico. Ahora, lo más divertido es que rebotará. ¡Inténtalo desde una distancia corta, a menos de que quieras tener que limpiar!

Pero ¿por qué desapareció la cascara del huevo? La respuesta se encuentra en las propiedades químicas del vinagre y el huevo. El vinagre es un ácido acético que reacciona con el carbonato de calcio que se encuentra en la cáscara del huevo. Esta reacción produce dióxido de carbono: las pequeñas burbujas que observaste. Al dejar el huevo sumergido en el vinagre, su cáscara fue disuelta por el vinagre.

7. Vaso nuboso (experimento de lluvia):

Materiales:

  • Espuma (de afeitar o de cabello)
  • Vaso
  • Agua
  • Colorante alimentario o acuarela líquida
  • Cuentagotas o cuchara pequeña

Pasos:
1) Llena 3⁄4 de tu vaso o frasco con agua del grifo.
2) Usa la espuma para crear una nube en la superficie del agua, espera un minuto a que la espuma se asiente un poco.
3) A continuación, agrega varias gotas del colorante de alimentos encima de la nube de espuma.
4) A medida que la nube se hace más pesada por el colorante, observarás que el colorante cae al agua creando un efecto similar a la lluvia.

Explicación para niños:
Las nubes se forman cuando el vapor de agua se eleva en el aire. Cuando el vapor golpea el aire frío, se convierte en gotitas de agua o cristales de hielo. Esas diminutas gotas de agua flotando en el aire se juntan para formar nubes. Cuando las nubes se llenan de tanta agua que no pueden contener más, el agua vuelve a caer al suelo en forma de lluvia.
A través de este experimento, has creado un modelo que representa el fenómeno de la lluvia de manera simplificada.

SITUACIÓN TEMPORAL CONSECUENCIA DEL VIRUS COVID-19

Desde Centro Pediátrico San Francisco, siguiendo las indicaciones que nos recomiendan las autoridades sanitarias, os comunicamos que reiniciamos nuestras consultas de forma progresiva.

  1. Informaros que ante cualquier urgencia pediátrica o vacunación podéis venir sin llamar previamente, ya que, disponemos de dos circuitos diferenciados en cada centro que garantizan vuestra seguridad.
  2. Para revisiones rutinarias, es necesario que nos llaméis para confirmar vuestra cita con el fin de organizar internamente la agenda y evitar así la excesiva concentración de pacientes

C.P.S.F PLAZA: 976 355 253
C.P.S.F VALDESPARTERA: 876 280 084

ACCESO CONSULTA ONLINE

#somospediatría #Covid-19 #seguridad #salud

Utilizo cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la política de Cookies Utilizo cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies